¿Qué tener en cuenta al comprar unas ruedas?

Junto al cuadro las ruedas son la parte más importante de la bicicleta. De nada vale una buena bicicleta si está montada sobre unas ruedas pobres. ¿Quieres sacar todo el partico posible a tu bici? Pues es imprescindible que aciertes con sus ruedas. A continuación te explicamos todo lo que necesitas saber para poder realizar una correcta elección.

 

Unas buenas ruedas son rígidas, ligeras y tienen buen precio, aunque lamentablemente cada modelo únicamente puede cumplir hasta 2 de esas cualidades.

La rigidez depende de la distribución de los radios y la tensión de los mismos. Si una rueda aguanta sin descentrarse es sinónimo de alta calidad. Cuanto menos pesen lógicamente menos cuesta moverlas, algo especialmente importante en subidas, arrancadas, etc. El peso de las ruedas en llano se nota menos.

También es importante que cuenten con una buena pista de frenada, para que sean capaces de frenar bien tanto en lluvia como en seco.

Como ocurre en todos los mercados cuanto más completo sea un producto su precio será superior. Pero siempre hay excepciones, y mostrártelas es uno de los objetivos de ruedasBicicleta.com.

Comprar Ruedas de Bicicleta

Última actualización: 19 diciembre, 2018 10:38 am

Importancia bujes

El buje es uno de los componentes críticos de la rueda. Un buen buje aguantará un montón de kilómetros sin bloquearse y por tanto no será necesario cambiar sus rodamientos.

Anchura llanta

Aunque parezca un detalle sin importancia, la anchura de la llanta es clave en la geometría final del neumático. Determina el rendimiento y la comodidad, además de limitar la posibilidad de poder montar un neumático u otro. Aquí encontrarás una tabla en la que podrás saber que cubiertas podrás montar en función del ancho interior:

anchura llanta

Ancho neumático

El neumático, ya sea tubular, cubierta o tubeless, es una parte clave de la bicicleta debido a que es el componente que la mantiene pegada al suelo. Su elección e hinchado correcto es crucial para que la bicicleta rinda al máximo de sus posibilidades.

La anchura del neumático ha evolucionado. Hace años en el ciclismo profesional el estándar eran 23 milímetros, pero en la actualidad no se suelen ver menos de 25. Incluso para carreteras en mal estado se pueden ir a los 28. Se han pasado a ruedas más anchas ya que se ha demostrado que tienen una fricción con el asfalto inferior.

Se ha demostrado en el túnel del viento que neumáticos más anchos son más aerodinámicos ya que tapan la cubierta y funcionan mejor con viento frontal. Además son más cómodos, y su mayor superficie permiten que sean mejores en curva (algo que se nota especialmente en bajadas). La parte mala es que, lógicamente, pesan más.

¿Ruedas tubular o cubierta?

Es importante que reflexiones sobre tus necesidades a la hora de realizar la elección de los neumáticos de tu bicicleta. El tubular algunos piensan que es un invento reciente, pero lo cierto es que está presente desde los inicios del ciclismo. La cubierta (cámara) apareció después, pero rápidamente se convirtió en la opción mayoritaria.

Las ventajas de la cubierta es que es más económica, más rápida de montar y que sus repuestos pesan poco a la hora de cargarlos. El tubular por su parte pesa menos, su rendimiento es mayor (por eso es la opción utilizada habitualmente en el ciclismo profesional) y es más difícil pinchar.

Ten en cuenta que en algunos catálogos a las cubiertas se les denomina clincher.

Ruedas de carbono o aluminio

Dentro de las ruedas las más apreciadas suelen ser las de carbono, tanto por su ligereza, aerodinámica (los test realizados en los túneles del viento así lo demuestran) y diseño más atractivo. Todo acompañado de una gran rigidez, ya que el carbono es un material muy duro. Esto permite que en la llanta el número de radios a utilizar sea bastante inferior.

A groso modo se podría decir que el carbono da las mismas prestaciones que el aluminio pero con menor peso. La aparición del carbono fue clave en la reducción del peso de las bicicletas. Esto provoca que muchas bicis de equipos profesionales de carretera tengan que utilizar lastres para no estar por debajo de los 6’8 kg que marca la UCI como peso mínimo para una bicicleta de competición.

Lo malo de las ruedas de carbono es son más caras, lo que hace que queden reservadas especialmente a la competición. Habitualmente a aquellos ciclistas que usan la bicicleta para un uso más recreativo no les merece la pena gastarse el dinero en unas ruedas de carbono.

Ruedas perfil alto o bajo

Otra elección que hay que realizar a la hora de elegir una rueda es el tipo de perfil de su llanta.

Generalizando se podría decir que las de perfil alto (>=50 mm) son buenas para rodar en llano, más aerodinámicas (aunque con viento lateral penalizan) y muy bonitas estéticamente. Son las más utilizadas en competición.

Las de perfil bajo (<30 mm) pesan menos que las de perfil alto, son mejores para subir y bajar, no les afecta tanto el viento lateral y suelen ser más rígidas debido a la cantidad y disposición de sus radios.

Entre ellas quedan las de perfil medio, que lógicamente son las más polivalentes. Son más aerodinámicas que las de perfil bajo pero son mejores “escaladoras” que las de perfil alto.

Rueda libre o cassette

La mayoría de las ruedas utilizan el sistema de rueda libre (freewheel) o cassette (freehub). ¿En qué se diferencian?

Freehub: Ranuras y piñones sueltos conforman el cassette. Esto permite poder sustituir piñones de manera habitual. Es el sistema más habitual en gamas medias y altas.

Freewheel: Sistema de rosca para sujetar la rueda libre. Si se necesita sustituir hay que cambiar el juego de piñones completo.